5.8 C
Puno

Mis padres no saben que estudio Sociología.

Must read

(Yefferson Chávez, 18) Hola tio Vladi, me encanta tu columna. Soy tu fans. Te quiero consultar unas cositas. Mis papás tienen un pequeño negocio de abarrotes, pero se hacen llamar “pequeños microempresarios asentados en Lima Norte”. Soy el sueño de ellos. Quisieron que estudie Ingeniería o Medicina o alguna carrera técnica. Pensaron que yo iba a ingresar a San Marcos, pero se equivocaron. Yo les saqué la vuelta y postulé a la PUCP. Mis viejitos me perdonaron al enterarse que había ingresado a Ingeniería de Minas. No obstante, yo ya sabía cuál era mi vocación.

Mientras me dirigía a mi academia pre universitaria para repasar álgebra, noté que un grupo de chicos extraños con acentos raros se agolpaban a la entrada de una casona. Motivado por la curiosidad y por las ganas de huevear ingresé a la casona. No conocía a nadie. El guardia de seguridad se había pegado a mí, pero no le hice caso. Sin querer fui testigo de una exposición sobre “Migrantes cholos: Tradición y modernidad” realizada en el Centro Cultural España. El curador de la exposición era Francois Müller Miró-Llosa Althaus de la Jaus. Una de las fotografías correspondía a mi familia. Tenía la leyenda de “Familia chola aspiracional compuesta por sujetos subalternos que conviven entre la modernidad y la tradición – Carabayllo, Lima”. En ese momento me acordé de un señor extraño que había entrevistado a mi papá hace un año atrás. Ese señor Francois nos solicitó tomarnos una foto “como recuerdo”, pero no nos había informado que tenía un proyecto tras bambalinas. Tomo nota de todo. Me sentía extraño, como casi vulnerado en mi intimidad. “¿Por qué carajos exponen la foto de mi familia en esa galería?”, me preguntaba todo el tiempo mientras los chicos extraños hablaban sobre un tal Fucó.

Al retirarme del lugar, revisé mis anotaciones. Francois era sociólogo y director del IECHPE (Instituto de Estudios Cholos del Perú). “Si se puede vivir exponiendo fotografias de familias cholas aspiracionales como la mía, yo también quiero ese trabajo”, pensé. “Yo también quiero ser sociólogo”. ¿Qué hago? ¿Les digo la verdad? ¿Crees que sea buena la decisión que he tomado? Muchas gracias por tu respuesta.

CONSEJO DEL TÍO VLADI

Querido Yerson, comprendo tu incomodidad y dolor, debe haber sido complicado ver una foto tuya, y de tu familia, en un espacio público. No obstante, deberías mostrar mayor agradecimiento porque gracias a ello, has saltado del Retrica que edita tus espinillas, hacia un espacio en el que se te valora mejor mientras más cholo seas. Sobre tus preguntas, lamento decirte que en el Perú si eres cholo y sociólogo; con la mejor de las suertes, podrás llegar a levantar encuestas para el INEI, a cambio de un pan bimbo, tu pasaje y tu constancia de participación. No le vendas humo a tu familia, sé sincero y diles que mejor pones tu negocio en wilson. Aprovecha la bonanza económica que experimenta este país y empieza a ser el rey de la recarga de toners que el Perú requiere. Lucha con firmeza.

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article