5.8 C
Puno

Señales de que él o ella solo te quiere como punto, pero nunca como pareja

Must read

El Panfleto Perú comprometido en hacerte ver que estás enrumbándote con una persona que no desea nada más de ti que solo pasar un buen rato o “cagarla sus toques”, ha elaborado esta lista de indicadores que serán vitales para saber si te entregas al amor misma telenovela turca o si solo sales con una persona que aprecia más su soledad que tu compañía (¡drama queen detected!). A) “Se cierra”: Steven, tú le propones salir al Parque de las Leyendas a esa Yahaida que te ha robado el corazón, pero ella siempre te menciona que “sí la hago, pero…”, “pucha, sería bacán”, “vamos uno de estos días, pues”, “¡ajá! Me parece chévere”, “claro, luego”. “¿Será que no le gusta el Parque de las Leyendas?”, piensas. De esa forma, diversificas las opciones de salidas y armas toda una logística para aventurarte con ella hacia lugares chéveres de la ciudad o fuera de ella. Te pasas viendo las ofertas de Groupon para proponerle un fin de semana de ensueño, pero la respuesta de ella siempre será neutral o fácil solo te deja en visto. ¡VAMOS, DATE CUENTA, PUES, CARAJO!

B) “Eres el plan a nada”: Es sábado en la noche y tú estás chorreada con tus perros y tus viejos en el sofá viendo El Valor de la Verdad, cuando sientes que vibra tu celular en el segundo cajón de tu cuarto el cual está ubicado en el segundo piso. Tus instintos salvajes se han activado y vas corriendo a ver quién te ha wasapeado. Le pisas la colita a Bobby, empujas la taza de quaker de tu viejo y botas la canchita que hizo tu vieja, pero no te importa porque “¡ES ÉL!” ¡SE ACORDÓ QUE EXISTO! ¡QUÉ RARO! ¡HACE TIEMPO QUE NO HABLAMOS!”. Él te menciona que “hay un tono en la jai de un pata. Habla, ¿la haces?” o “pucha, ¿qué estás haciendo? Acá pes, aburrido, ¿salimos? Habla, vamos al centro ;)” o “oye, tengo entradas para un concierto, ¿te apuntas?”. Tú no la dudas y aceptas al toque. Te produces, pides prestado 20 lucas a tu viejo quien se limpia el quaker de su chompa con un trapo mojado mientras te alcanza el billete, te despides de tu vieja y le agarras la cabeza a Bobby. Chapas tu TransLima en Angélica Gamarra y enrumbas a la Av. Arequipa. Pensaste que pasaste ¡la noche!, pero luego te das cuenta que él no te vuelve a llamar salvo solo para divertirse contigo y nada más. Amiga, eres el a nada. Date cuenta.

C) “Soy poliamorosa, absoluta, odio a la familia cisgénero, quiero explorar nuevas formas de darle placer a mi cuerpa ¿quieres salir?”: Si pensaste que con ella ibas a tener alguna relación formal, pues, te equivocaste. Constantemente te va a mencionar en cada salida, comida o mientras tiras que ella ama estar sola y no quiere “ataduras convencionales que opriman a su cuerpa”. Amiga, te has metido con una persona que jamás te va a dar más bola que a su gato, ni te va a querer más que a su taller de batucada y nunca te va a escribir más de lo que escribe en su muro. Tú estás ilusionada, “¡es tan genial, siempre dice cosas chéveres!”. Piensas que es la persona más cool e interesante que has conocido en tu primer ciclo de universidad. Ella te abordó luego de tus clases, te invitó un par de chelas en un bar, te floreó sobre su activismo y sobre lo única que eres, se acabó la chela y te propuso ir a su depa. Allí pensaste que eras especial y la besaste y la amaste. Amiga, date cuenta. Solo eres un punto más.

D) “No llama, ese huevón no llama. ¡NO LLAMA!”: Cuando recién lo conoces por Facebook, él te va a escribir las 24 horas del día, progresivamente luego ya de haberlo conocido, salido, comido y perreado ni te llama, wasapea, inboxea o mensajea. No llegas a saber de él después de meses, piensas que está muerto en las lejanías de la amazonía o que le robaron el cel o que lo han secuestrado o que se ha unido a ISIS. Sigues haciendo tu vida como las huevas, pero después de un mes te inboxea y sientes renacer en ti la ilusión. “Hola, ¿en qué estás? Estoy en Lima, la recepción en Huancayo es mala. Estuve allí chambeando, alucina. ¿Salimos?” Solo te llama cuando quiere o cuando está borracho y tú lo sabes, pero no te importa. “¿Aló, hic, eshtash? Quieyo hablarsh, ¿cómo eshtash?” ¡RECAPACITA!

E) “El depa es mi cuerpo, es mi territorio”: Podrás compartir con ella el depa durante una noche o quizás un fin de semana largo. Cocinarás, limpiarás, la cuidarás hasta que te toque volver de nuevo a compartir el cuarto con tu primo el Johnny quién ha llegado de viaje de Jauja. Jamás te va a decir para que te mudes con ella, huevón. ¡No te ilusiones! Solo has sido ‘un planeta’ para “cagarla sus teques” durante el finde. Después de haber salido intermitentemente con ella por más de un año le propones compartir el depa y ella te dice “¡¿Qué?! ¡Ja, ni cagando, Steven! ¡No te vayas de avance, loco!”. Tú estás enamorado y quieres compartir tu vida con Xiomara Cristel, pero ella no desea que tú vivas con ella por más de un día bajo el mismo techo. ¡VE CON MERY!, ¡ELLA SÍ TE AMA, STEVEN JAIRO!

F) “¿Por qué él te dio like? ¿Quién es él?”: Los celos de esa persona son irritantes. Cuando ve en tu muro que un flaco te está gileando, inmediatamente se acuerda que existes y te mensajea, wasapea, inboxea y llama. No quiere que vayas con otra persona al Megaplaza más que con él; se comparta como un caballero otra vez contigo. Se preocupa por ti…. Hasta que él tenga seguridad de que no vas a gilear con otro flaco más que con él. Otra vez desaparece y te sientes vacía. Solo te quiere tener disponible para él, pero jamás querrá que tú inicies algo con otro potencial punto. ¡YAHAIDA, TE AMOOOO SOLO POR ESTE FIN DE SEMANA!

G) “Hola chicos, él es Carlos. Es un amigo”: Eres un amigo aunque ya lleves saliendo con ella más de un año. En cada cumpleaños, yunza, Santiago, baby shower o chupeta siempre serás solo un acompañante. Tu lugar es el de un eterno huevón esperando algo que jamás se va a dar. No obstante, cuando ella te requiere, tú tomarás al toque el CHINO en Paradero Villa Sol. Llegarás hasta su jato en Primavera y será su paño de lágrimas o solo su acompañante para algún tono. No aspires a más porque ella jamás te va a título de algo; en cuestiones jerárquicas estás un level más que su perro. No te encuentras en la friendzone, ni eres su flaco… tu estado es liminal… liminalmente estúpido. Por eso sufres, Carlos Jair. Por eso te entregaste al alcohol y ahora eres redactor de El Panfleto. ¡AISH VIDA! ¡ESTO YA NO ES VIDA! ¡CHUPO PARA OLVIDAR! ¡CHUPO PARA LLORAR! ¡Y SI CHUPO ES CON MI PLATA!

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article