7.6 C
Puno

¿La economía no tiene ética?, por Cecilia Méndez

Must read

El presidente del Banco Central de Reserva del Perú, el señor Julio Velarde, se pronunció hace unos días en torno a las protestas generadas por el nombramiento de los señores José Chlimper y Rafael Rey como directores del BCR: “No creo que cambie en absoluto la política monetaria del Banco”, dijo; “el presidente soy yo”.

Parece que Velarde no entendió por qué los jóvenes protestan. La protesta no obedece sólo una razón “técnica”, o una ansiedad por que vaya a cambiar la política monetaria del país. Desgraciadamente no estamos en ese nivel. La protesta es por algo más básico. Es por la falta de ética en las decisiones políticas. Es por lo que simbolizan Rey y Chlimper en un momento en que la ciudadanía está especialmente sensibilizada ante un escándalo de corrupción en el sector salud, que estalló en la mano derecha del presidente de la república, y al que el éste no su supo responder con altura. Y habría que preguntarse, entre paréntesis, si las actuales investigaciones que comprometen al alcalde de Lima, Luis Castañeda, en el megaescándalo de corrupción conocido como “Lava Jato” en Brasil, y su escasa cobertura en la prensa peruana, no juegan un papel en la indignación que origina la protesta frente a la designación de Rey y Chlimper. Después de todo, el tema es el mismo: lenidad para con los funcionarios públicos involucrados en graves casos de corrupción.

La protesta es, en suma, porque en el país hay todavía una reserva moral que va más allá de las ideologías. Porque muchos votamos por Kuczynski no por estar de acuerdo con su visión económica del país, sino para evitar que el Estado sea copado nuevamente por personas que conciben el ejercicio público como un botín y el gobierno como saqueo. Y si embargo, eso es justamente lo que está sucediendo, frente a nuestros ojos y ante la anuencia del presidente de la república y una parte de su equipo de gobierno. Todo esto parece tenerle sin cuidado al señor Velarde. Qué triste papel. Qué pena que a tan alto funcionario del Estado le tenga sin cuidado la ética en el gobierno.

Por ello digo simplemente: bravo por los estudiantes de economía del Perú, y ojalá se les unieran sus profesores en la protesta. Y una cosa más, y no menos importante. La protesta es también, en parte, porque no deja de llamar la atención que habiendo tantas mujeres economistas competentes en el país, que no están involucradas en actos de corrupción, se designe a tres hombres para completar un directorio compuesto únicamente por hombres, dos de los cuales tienen dudosas credenciales para ocupar el cargo. Uno de ellos, Chlimper, está siendo investigado por haber manipulado audios con el fin de desprestigiar a un informante de la DEA que acusó al ex secretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, de haber lavado dinero para Keiko Fujimori; Chlimper, además, ha sucedido a Ramírez como secretario general del partido fujimorista, y por tanto su designación atenta contra el propio reglamento del BCR, que exige independencia partidaria y solvencia ética para ocupar el cargo. El otro, Rafael Rey, carece de la competencia profesional para el puesto. En suma, muchas deben estarse preguntando, como yo, ¿por qué hombres corruptos y dirigentes de partido, o ineptos, cuando existen mujeres independientes, honestas y capaces?

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article