12.6 C
Puno

Provinciano aspiracional viaja a Lima y se le borra el dejo al instante

Must read

(Fuentes O sea huevona) ¡Atroz! Un humilde y emprendedor poblador provinciano que deseaba mejorar su posición social – porque en en provincia no hay luz, agua, educación, internet, empleo… o sea no hay civilización – no tuvo mejor idea que aventurarse en ir a Lima para experimentar el “Doorpeople dream”.

No obstante, el humilde y bucólico ser antropomorfo del Pedú profundo apenas llegó a Lima, cambió totalmente toda su esencia natural provinciana. Dejó de ser humilde y empezó a pechar a cualquier persona que intentase agarrarlo de cojudo, decía “Broder” en vez de “Papalindo o Wawqicha”, empezó a bailar ska en vez de huaylarsh, abandonó su bandurria y se alucinó bajista The Doors, ya no le gustaba el Takanakuy y ahora era peleador de UFC , hablaba en spanglish cuando en su pueblo solo hablaba aymara, dejó de wasapear a su burrita piurana Luci para conquistar a la Yahaida, ya no masateaba y comía su juane y ahora solo chupaba cerveza y comía pollo a la brasa y dejó su poncho para vestir su polo Dolce & Gabanna.

Sin embargo, lo que realmente llamó la atención entre los pobladores periurbano marginales limeños fue su nuevo dejo. “Sí, pes, Jherson se olvidó de su dejo apenas empezó a hablar acá en Lima. Ya no era el mismo. Ahora nos discrimina a nosotros, a sus paisanos, por no hablar como limeños. Nos dice cholos igualados, yo soy blanco, parezco chalan. De verdacito que da pena esa cojudo. Pobrecito el Jherson”, aseveró un amigo de la infancia.

Esto ha llamado la atención de miles de lingüistas, antropólogos y sociólogos quienes intentan explicar el por qué de esta abrupta, inesperada y aspiracional decisión. De esa forma, la hunidad de Imbestigazhion de El Panfleto se contacto con el especialista en cholos, François Müller Miró-Llosa Althaus de la Jaus (director del Instituto de Estudios Cholos del Perú)

“El ‘Doorpeople dream‘ según el trabajo que vengo realizando hace años en Lima estos sujetos aspiracionales apenas dejan Ticlio algo en su ser los compele a abandonar sus tradicionales formas de vida para convertirse en extensiones de Lima. Lo mismo sucede cuando apenas llegan al peaje de Pasamayo. Es el sueño de los doorpeople abandonar sus provincias por el terror y la violencia que dejó Sendero y la herencia colonial. Ellos ven a Lima como un escenario donde van a poder realizar todos sus proyectos de vida ya que en provincia no existen universidades, institutos pedagógicos o superiores, tampoco hay trabajo. Su principal actividad económica es seguir siendo pongos en alguna chacra. Así de patética es su situación y te lo digo yo porque soy un especialista en sociedades posconflictos y doorpeople del Pedú”, declaró después de escribir un nuevo libro que solo su argolla lee.

Al cierre de esta nota pudimos conversar con Jherson: “O sea, gua, mishki mishki en el Santiago me hice a la Luci, la burrita, alucina. Puta, pero no, ashu, eso no la hago, loco. Ya vuelta luego aquí me ves bien pues, hermano. Broder, no sé pero ya me bandeo ahorita a tu solar para upiar con los chalaysantos. Ashu warashu, tú estás bien cojú para matrimonearte, ¿no? ¡Opa eres!, bien buchisapa vas por ahí, pero jamás dejarás de chupar como el machazo que eres. ¡Alucina que sí! Broder, esos de Huancayo son bien borrachos y nada que ver con los piuranos que duermen hasta las 4:00pm, alutchía. A mí no me conoces, di. Oye, ya, pues, cómo es qué es”, declaró para nuestro chanchorreportero que no entendió ni un carajo.

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article