7.6 C
Puno

Escucho Toño Centella, pero le dedico cionkas de jazz a mi flaca

Must read

(Gregory, 23 años, Puente Piedra) Tío Vladi, soy un joven periurbano marginal que siempre le ha gustado escuchar grupos y cantantes del folklore nacional, chicha, cumbia sanjuanera y perreo para las bellacas. Sin embargo, mis gustos musicales han sufrido un cambio total al conocer a mi actual pareja. Ella es estudiante de Filosofía en la PUCP y no comparte mis gustos musicales marrones y “very mainstreams”. Ella ha eliminado todas mis canciones de Yacka y Mackie, Toño Centella, Clavito y su chela, Gisela Lavado y Chacalito de mi MP3. Como me vio triste y desilusionado, me regaló varios long plays de jazz y bossa nova. “Es para que no seas tan marrón y escuches verdadera música. Puta, luego te regalo un disco de Bareto, my brownie love, para que sepas escuchar cumbia de verdad”, eso me dijo Tío Vladi.

La amo mucho, Tío Vladi. Ahora siempre trato de resaltar mis gustos musicales en el muro del Facebook de mi Yahaida. Quiero que sus amigos hipsters envidien todo el capital cultural que ahora poseo. De esa manera, le comparto en su muro recuentos sobre jazz, bossa nova, blues, power metal sinfónico, música clásica y rock no comercial. Así expreso mi amor, Tío Vladi. No obstante, cuando publico en mi muro un estado donde me lamento de la muerte de algún ídolo del jazz – que previamente había investigado en Wikipedia –, casi nadie la da like. Mantener las apariencias me ha costado varias horas en la cabina de mi barrio y asimismo perder a muchos de mis amigos. “Ta’ que no te asumes, Gregory. Tú antes eras chévere, cauzha. Ahora desde que sales con esa rubia escuálida ya no eres batería, cholo. Estás arrochando”, me dijeron mis patas con los cuales pichangueaba.

Sin embargo, Tío Vladi, a escondidas escucho a mi tía Gisela Lavado y a Toño Centella. Por más que haya escuchado mucho jazz o bossa nova, siempre me acuerdo de mis ídolos musicales. ¿Qué hago Tío Vladi? No le quiero decir a mi Yahaida que escucho Toño Centella, probablemente ella me termine. No quiero que pase eso.

CONSEJO DEL TÍO VLADI Querido Bryan, deja de ser alguien que ni a balas eres. Resta importancia al qué dirán y escucha lo que realmente te vacila, brownie boy. Si la flaca hipster no le gusta el perreo pa’ las bellacas, fue pes. Estás perdiendo a tus amigos y ellos te van considerando como un imbécil. ¡DEJA DE ACTUAR ASÍ! Intenta llevarla al Super Complejo. Este sábado hay un mano a mano entre “Clavito y su Chela” con “El Lobo y la Sociedad Privada”. Dile que el amor es lo único que realmente importa en la relación y si no atraca, un buen caldo de gallina siempre funciona. Recuerda que cuando abras tu corazón, debes tener como fondo musical esta hermosa canción:

GATITA, AÚN TE AMO

TU VLADI

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article