5.8 C
Puno

Universidad gastronómica de la PUCP no enseñará a hacer “seco de cabrito” para no molestar a Cipriani

Must read

(Fuentes El Básico) La muy inclusiva y liberal universidad más mejor del Pedú, anunció entre Combis Choclitas y Combis Salchipaperas que ahora serán una sucursal de Ta’nta el mejor restaurante de la avenida Universitaria. Los mejores cerebros de las facultades de Ingeniería, Ciencias Sociales, Química, Física, Arquitectura y Humanidades – menos Derecho porque en Derecho no hay naides, no hay naides – han comenzado a debatir sobre el contenido del nuevo currículo. Algunos docentes sugieren mandar a la mierda esta huevada nuevas perspectivas sobre la preparación del Tacu Tacu y del Lomo Strogonoff. “Creemos que es imperativo una resignificación de la Papa a la Huancaína como un lugar de encuentro de todas las sangres y pueblos: ahí tienes el huevo que representa a la herencia europea, por otro lado tienes la aceituna que es la herencia subsahariana y tenemos finalmente la salsa a la huancaína, la cual representa el mestizaje“, afirmó Francois MMLADLJ, sociólogo especialista en cholos. Asimismo anunció que enseñará el curso “Epistemología del carrito sanguchero I y II” a los nuevos estudiantes. En efecto, un grupo ultracatólico liderado por Juan Luis “malo no es el que mata inocentes sino el que cacha antes del matrimonio” Cipriani está presionando activamente a la Universidad Pontificia para evitar que los alumnos del Centro de Altos Estudios Culinarios aprendan a hacer seco de cabrito, papa rellena, conchitas a la parmesana, ensalada rusa, montaditos de morcilla y, en general, todo plato de nombre “pecaminoso” que pueda tentar al desvío de la rígida moral de la religión que dice representar. Ante ello, varios profesores voceados para el recién bautizado École des Hautes Études Culinaire du Perou, han reaccionado y, para evitar la polémica, han comenzado a llamar a los platos de distinta manera para así poder prepararlos sin enojar a Cipriani. Así, por ejemplo, el seco de cabrito será “caprino bebé con frijoles y salsas oriundas”, las conchitas a la parmesana serán “moluscos bivalvos a la vaticana”, el montadito de morcilla será “embutidos marrones alongados en posición contranatura”, etc. Por otro lado, luego de tan ardiente debate, trascendió que la papa rellena se seguirá preparando tal como es, siempre y cuando el relleno se mantenga dentro de la misma durante su tiempo de cocción, y no se interrumpa aun cuando haya peligro de que éste no salga bien o haya sido introducido de manera forzada por el cocinero. Al cierre de esta nota, tú estás pagando tu pensión para que enseñen a un chibolo pulpín a hervir el agua y a freir un huevo, mientras que tu facultad se está yendo a la mismísima Santa María del Mar. ¡Alaos!

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article