7.6 C
Puno

10 formas de reconocer a un machista heteronormativo patriarcal

Must read

María Ramona ha retornado al país para sumarse a la campaña de apoyo a Verónika, trayendo consigo lo último en batucadas y gatitos que hacen flashmob. Sin embargo, se da un tiempo para su público lector que requiere de esos tips que hagan de esta una sociedad más justa. Aquí unos consejos que te permitirán reconocer a ese machirulo antes de que seas una extensión de su masculinidad hegemónica.

(1) ¿Te has enamorado de ese chico con el que siempre te cruzas en el pasillo de tu facultad? Te hace el habla y te propone salir a comer? Cuidado. Salir a comer es un acto fálico que apunta siempre a la penetración copulativa como objetivo final. Sal con él, pero déjale saber que tus ovarios son de quien los sangra.

(2) ¡Cuidado! Si él se alegra de que tú estés contenta. No es amor. Son ansias de dominación por medio de una caballerosidad que encubre deseos de someterte. Reacción: Dile que se meta su alegría por culo pues tú no mereces a un hombre que quiere imponer su falo mediante sonrisas.

(3) Cuando salen por primera vez y él no reemplaza las opresoras vocales heteronormativas falocéntricas opresoras “a” y “o” por una “x” linda, libre y locaposbinaria, es claro que es un maldito cerdo gordofóbico que se opone al poliamor. ¡TE QUIERE REPRIMIR! ¡PARA ÉL SÓLO ERES UN OBJETO SEXUAL! ¡ALÉJATE DE ESE HIJO DE PUTA!

(4) ¡Alerta! Si al sentarse en el sofá abre ligeramente sus piernas es porque quiere demostrar que tiene un pene y que eso le da poder y a la vez pretende rememorar en ti la figura de tu padre amante freudiano. Reacción: Ciérrale las piernas y dile que las únicas que pueden y deben sentarse así son las feministas porque eso demuestra un empoderamiento de la vulva.

(5) ¿Te ha invitado a la playa y pasará con su carro a recogerte? Revisa sus llantas y si tiene dos adelante y dos detrás, es claro que te quiere poner en cuatro. Reacciona, vístete de rojo y colócate delante como alfombra. Si no te atropella, siempre te queda menstruar en su parabrisas para dejarle claro que estás empoderada.

(6) Si no te deja tomar chela de 610 del pico, CUIDADO. La botella, para este cerdo asqueroso, es solo una proyección de su pequeño y triste miembro, el cual no quiere ser sometido por una boca loca y combativa como la tuya. No importa que te diga “amor, estamos en el bautizo de mi prima, ya pues, un poquito de compostura. Toma del vaso como todos”. ESAS SON MENTIRAS HETERONORMATIVAS. Además, ¿qué chucha haces tú, atea y guerrillera feminista, en un bautizo? Seguro la bestia de tu enamorado te ha obligado bajo amenazas. ¡Ahí está pues! Primero es la chela, luego el bautizo, finalmente tu libertad. NUNCA. MUESTRA LAS TETAS EN EL BAUTIZO PARA QUE ESCARMIENTE.

(7) Él dice que te ama, pero no quiere acompañarte a tu performance donde vas a mostrar las tetas pintadas en petróleo. El hijo de puta falocéntrico no quiere tomarte las fotos donde tú, sí, tú, luchas por las mujeres del mundo a través de tu cuerpo. “Mi amor, tengo que ir a trabajar. No tengo tiempo para tu performance”. Si te dice eso, eso solo demuestra que solo quería penetrarte pues no comparte tus intereses posbinarios performartivos. ¡MALDITO CERDO MACHIRULO!

(8) Ya tienen algunos meses saliendo y te quiere presentar “en sociedad” en el cumple de su madre al que te ha invitado. Reacciona. Te pretende mostrar como patrimonio, sorpréndelo convocando a tus amigas performadoras y llega al tono reventando con batucadas lesbofeministas. Dejale saber a esa vieja que ha criado a un dominante simbólico.

(9) Estás con la regla y él no quiere tirar. ESTÁ HUEVÓN. Él ve en ti solo a un objeto menstruante que por lo tanto es inferior a su capacidad de no sangrar. Reacción: ¡Déjalo dormir y llénale la boca y la cara con tus óvulos muertos para que aprenda a respetar a quienes pudieron ser tus hijas!

(10) Rompiste con ese maldito dominante simbólico que solo reprimía tus irrefrenables deseos de ser poliamorosa y posbinaria. Ahora estás bebiendo en un bar. Tus absolutas para animarte, han traído a la Banda Show AnarcoBatucada “Las Floritas”. Entraron a “El Bar de Ciro” para revolverlo y hacerlo más lesboanimalista, pero el hijo de puta falocéntrico y binariolover del mosaico te exige a tí, sí, a ti, luchadora social y militante anarcopunk que le bajes los decíbeles a “Las Floritas”. ¡ES UN HOMOFÓBICO DE MIERDA! ¡FALOCÉNTRICO HIJO DE PUTA! ¡PUTO DE MIERDA! ¡CHOLO IGNORANTE DE MIERDA! Te cagaste, ahora te voy a denunciar a mis absolutas de DEMUS y te van a cerrar el local.

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article