5.8 C
Puno

Parrillero más rudo come choripán de la Tía Veneno y le hacen trasplante al estómago para sobrevivir

Must read

(Fuentes vacunas) Renzo Garibaldi, el popular “Parrillero más rudo”, tuvo que ser intervenido el día de ayer de emergencia en el hospital “Angelitos y rosaditos” de La Molina debido a un terrible dolor de estómago, lo cual llevó a su posterior trasplante con tal de salvarle la vida. Ello se debió a que el conocido ‘Parrihipster’ pensó ser lo suficientemente rudo como para ingerir un choripán con todas las cremas de la Tía Veneno de la Unidad Vecinal N°3 en el Centro de Lima.

En efecto, hace un par de días, Renzo ‘Hago parrillas con casco de gasfitero’ Garibaldi estaba por la Universidad San Marcos buscando reclutar nuevos practicantes para que trabajen 18 horas al día en su restaurante a cambio de los huesitos de sobra de los platos de sus clientes. Al terminar su labor, le dio algo de hambre, por lo que saliendo por la puerta que da a la Unidad Vecinal N°3 fue a unos puestos de sánguches y anticuchos al paso. Ahí procedió a comerse un rico choripán de la Tía Veneno de la zona con full mayonesa ‘tricolor’ del día anterior, y a pedir un plato de higadito con yuca del Tío Rasca-Rasca que estaba al frente.

Todo parecía estar normal hasta que, al promediar la medianoche, Renzo comenzó a tener un ataque casi fulminante de diarrea ‘catarata’. Casi sin fuerzas luego de media hora de churreteo, pudo llamar a su mamá y a su nona para que lo carguen, lo limpien y lo lleven al hospital. Ahí los doctores le dijeron que era necesario el trasplante de estómago porque lo que tenía era una reacción de rechazo general del sistema digestivo ante un producto que nunca antes en su vida había probado tal como sí lo han hecho la mayoría de peruanos. Al hacer el análisis del choripán, se demostró que en éste habían más coliformes que un pañal usado y que la mayonesa estaba compuesta de 65% salmonella, 30% Hepatitis B y solo 5%huevos y aceite. “Su estomaguito no es como el de los peruanos de mierda promedio, pues. Él está acostumbrado al lomo fino a y a las especias frescas. Y a su vasito de leche antes de ir a dormir”, dijo uno de sus amigos en la clínica.

Cabe resaltar que Renzo ‘en verdad no corto ni la jamonada’ Garibaldi se está recuperando exitosamente del trasplante al estómago, y está a la espera de la donación de intestinos grueso y delgado, así como del esófago y la lengua, ya que el impacto del choripán ha comprometido todos estos órganos. Antes de terminar esta nota, trascendió que estos iban a salir de algunos de los practicantes de cocina que tiene en su restaurante.

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article