5.8 C
Puno

Panelista de RBC Televisión muere en vivo y se dan cuenta tres programas después

Must read

(Agencias Hermanón) En un hecho que ha conmocionado a la televisión peruana, uno de los panelistas de un programa de televisión del canal RBC Satelital murió en plena transmisión en vivo. Lo horrendo, sin embargo, sucedió después: sus compañeros, los camarógrafos y la teleaudiencia recién se dieron cuenta del terrible acontecimiento tres programas posteriores a lo acontecido.

El programa en cuestión es Habla el Pueblo y, según cuenta una de nuestras fuentes, todo sucedió un día que estaban los panelistas de siempre: Erecto Ceballos, Héctor Vargas Haya (el insufrible), un maniquí que se parece a Belmont, un NN que recogieron de la calle, el de la producción que perdió la apuesta y José Cortezzzz (QEPD). “Estaban en pleno programa con la usual pregunta huelepedo “¿Votaría por Belmont como presidente de la APAFA del colegio de sus hijos?” y la gente estaba entusiasmada porque íbamos a romper nuestro récord de 3 llamadas en 5 horas de transmisión. De pronto, veo que José se queda dormido de la nada. Eso no era tan inusual en nuestros panelistas ya que, ya sea por hambre o por aburrimiento, se duermen en pleno programa algunas veces. Por eso, una vez terminado todo, lo arropamos y lo dejamos ahí en la silla, pensando que pernoctaba. Asumimos, igualmente, que se quedaría a dormir en el set como lo hacía últimamente ya que su familia se había mudado hace una semana y se habían olvidado de avisarle, por lo que tenía que pasar la noche donde podía. Nada extraño hasta ahí”, señaló la fuente.

«Belmont approves»
“Belmont approves”

“Al siguiente día llegamos y lo encontramos en el mismo sitio “durmiendo” y oliendo medio extraño. No quisimos molestarlo. Pensamos que se había metido una bomba más temprano con Alan Diez y, ya pues, así quedó. Y como la verdad su presencia siempre fue de relleno, lo pusimos en el programa y le dibujamos unos ojos despiertos en los lentes. Nadie se dio cuenta de nada. Incluso fue elegido como el “mejor panelista”. Y con justicia porque fue el que menos huevadas habló. Lo dejamos “descansar” como el día anterior. Pero ya para el programa siguiente –viendo que seguía en lo mismo- la gente estaba sospechando algo. No, por cierto, la audiencia que seguía aclamándolo como el mejor y más articulado invitado; sino, nosotros. Entonces decidimos hacer una prueba: le dijimos a Clelia Francesconi que se ponga a su costado. Si no reaccionaba con ella, algo andaba mal definitivamente. Y así fue. No movió ni los ojos. Al toque llamamos a la ambulancia, lo llevamos al hospital, pero la causa de muerte fue lapidaria: parálisis cerebral por ausencia progresiva de estímulos neuronales producto de su nula actividad intelectual desde que ingresó a Habla el Pueblo. Su deceso fue estimado tres días antes en pleno programa. Estamos muy dolidos. No sabemos si reemplazarlo con otro maniquí de Belmont o poner las cenizas del difunto. Total, la misma huevada es”, finalizó el informante.

Por lo pronto, cumplimos con informar que sus restos son velados en el propio sitio donde ha sido cremado porque nadie ha ido a recogerlo. Que descanse en paz.

Comparte: Facebook Twitter Google+

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article