5.8 C
Puno

Piurano regresa de apañar algarrobo y encuentra a su burra con otro burro

Must read

(Fuentes “Ya mi cholo, ya va a pasar, mi cholo”). Un escandaloso caso de infidelidad ha dejado perplejo a la sociedad del Bajo Piura esta semana. Se trataría del agricultor Chabaco Arnulfo Timaná, quien denunció a su joven conviviente, Bu Rita Ancajima Lalupú por adulterio.

“Resulta paisa, que la facinerosa aprovechó que uno se iba a apañar algarrobo a la chacra para saltarse la reja e irse con el hijo de la yegua. Yo ya tenía mis sospechas pero no me lo quería creer, ya me habían pasado la voz de que ella estaba hecha la pespita, pero confiado andaba. El sábado le había dejado su alfalfa y hasta habíamos mudado la chicha de jora del cántaro, la notaba media callada, la ensillé, le di un beso y le dije que me esperara para la tarde para hacer una cachema encebollada. Como ese día había salido un solazazazo decidí regresar de la chacra para aguaitarla, me dije para mis adentros que venir de allajuísimo no iba a ser en vano, y qué crees cujú, la encontré en el acto con ese hijodelagranputa. Qué manaturaloza la mierda ésta para hacérselo a uno. Esta churre de mierda ya se mandó a mudar”, declaró entre lágrimas el agricultor en la comisaría del distrito de Catacaos.

Tú eres cujú o te han cachao de chiquito
En su defensa, Bu Rita mencionó que su nuevo burro está como quiere y que su conviviente ya no la atendía como en sus tiempos mozos, cuando la visitaba a diario en el corral, y entre pollinos y cabras, le juraba amor eterno. “Chi, ponte bien por allá, o sea el Chabaco se va todo el día al algarrobo y una tiene sus necesidades, encima viene cansadazazazo solo para tomar clarito helado e irse a dormir toda la santa tarde en el petate, ¿y una cómo queda?. No solo eso, hasta celoso se había puesto el cujú, una vez lo encontré trabuscando entre mis cosas al churre de mierda este, solo para saber si tenía algo. Cuando lo aguaité le rebuzné para que me oyera y qué crees, guá chi, me dijo estaba viendo si había escondido los chumbeques y los bocadillos, como si una fuera una cojuda, hasta el chucaque el dio, chi, eres bien de qué”.

No obstante, trascendió que Chabaco también habría sacado los pies del plato, pues un testigo mencionó que él y sus dos amigos, el Coto y el loco José, un día antes mientras se comían un ceviche de caballa salpresa y se tomaban un poto de chicha de jora donde la Querevalú, hablaban de la fulana Belencita, una cabra oronda que no sabe limpiarse el poto pero que ya anda pensando en enamorado. “Tranquilo compare, ya sabes que la cabra siempre tira pal ponte”, le habría dicho el Coto, razón por la cual Chabaco ese domingo se habría ido a la chacra no solo a apañar algarrobo.

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article