7.6 C
Puno

Huevadas que paltean: La fabulosa historia de Steven Maycol y el retorno de la Pandilla X

Must read

EXT. CASA DE TÍO M.

Por estas calles las únicas almas que circulan son mototaxis, vendedores ambulantes y el cuerpo gastado y pesado de empleados públicos. Es tarde y sus trabajos los están matando. Pero, carajo, sin este dinero no podrían pagar el alquiler de la casa, la luz y el agua. No obstante, esas no son las únicas preocupaciones de gente nada importante. A lo lejos se escucha que un mototaxi viene a toda velocidad. “¡PRRRR! ¡PRRRR!”. Los postes apenas iluminan la cuadra, no hay nadie más en la calle a excepción de un joven embriagado. Bajan tres personas del mototaxi y empiezan a mentarle la madre al peatón. Uno de los pasajeros le apunta con una pistola al beodo transeúnte, mientras los otros dos revisan violentamente sus bolsillos. Al arrancarle la billetera, rompen uno de los bolsillos de su desgastado jean. Le golpean en la cara y, ya en el suelo, le patean la cabeza.

Bienvenidos a Villa Sol, Los Olivos y es junio del 2010. Leyenda: “ACTO UNO: LA HISTORIA DE STEVEN MAYCOL”

INT. CASA TÍO M – CUARTO DE LOS NIÑOS

Está oscuro y húmedo. Jonathan tiene 7 años y se ríe ruidosamente, mientras Kimberly, quien tiene la misma edad, llora a su costado. Ambos comparten la misma cama.

La puerta se abre. Es el Tío M. Trata de calmar a Kimberly. La sostiene en sus brazos. Kimberly ahora pesa demasiado para el cuerpo flacucho de su tío. Él hace el esfuerzo, la mira y le da un beso en la frente.

La cabeza calva del tío voltea hacia el niño.

TÍO M

Jon, deja de joder a tu hermana.

Le mira fuertemente. Su mirada penetra el alma del niño de 7 años. Luego el tío M sonríe y mueve su mano derecha. Le indica que se acerque a él.

JONATHAN

—es una llorona, tío. Todo el día jo—

El tío M le da un pellizco en uno de sus brazos. Jonathan se soba el brazo y le hace una mueca a Kim. Kim sonríe y le da un beso en la mejilla izquierda a su hermano.

KIMBERLY

¡Cuéntanos un cuento, tío!

La voz suave de Kim ahoga el silencio y hace más amable la habitación, la cual es oscura como los ojos de su tío.

JONATHAN

–¡SÍ! ¡UN CUENTO! ¡PARA IR A JATEAR ASÍ BUENAZO!

Jonathan empieza a saltar sobre la cama.

KIMBERLY

¡SIIIII! ¡PARA CHORREAR!

Kim se suelta de los brazos tatuados de su tío y empieza a saltar también en la cama.

TÍO M

Les contaré la historia de Steven Maycol, cómo un mozo de una pollería se volvió un héroe y salvó a Villa Sol al sacarle su mierda a “La Pandilla X”. Escuch—

Se escucha un mototaxi “¡PRRRR! ¡PRRRR!”. Un grito interrumpe al tío M.

Abre la ventana del cuarto de los niños. GRITA.

TÍO M

— ¡STEV…! — ¡STEVEN!

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article