5.8 C
Puno

Descubren que Keiko está afiliada al SIS porque nunca ha estado en planilla y vende polladas para sobrevivir

Must read

(Agencias Maldita pobreza) ¡POBRECITA! La Hunidad de Imbestigazhion de El Panfleto después de realizar una exhaustiva investigación en Yahoo Respuestas pudo dar con un datazo que en exclusiva le damos a nuestros chanchoseguidores: Keiko está afiliada al SIS. “Sí, Arnulfo. Ella no tiene trabajo conocido y sus ingresos no se pueden explicar porque siempre ha trabajado como vendedora de rifas de polladas y cocteles. Así ha podido sobrevivir y alimentar a su familia todos estos años. Es una mujer emprendedora y con problemas de salud. De acuerdo a ello, Keiko se encuentra bajo el umbral de pobreza porque no tiene propiedades a su nombre y ¡ni cuenta bancaria tiene! ¿Ves que es pobre? Por eso la hemos afiliado al SIS. Realmente lo necesita”, declaró un congresista fujimorista después de esterilizar, hornear y descuartizar al pobre chanchorreportero. “Eso te lo mereces por ser un rojimio/terruco/caviar. ¡SIEG HEIL!”. LO QUE CALLA KEIKO: LA REINA DE LAS POLLADAS
Keiko Fujimori todos los días se levanta muy temprano (3:00am) para trasladarse desde su humilde asentamiento humano hacia La Parada. Allí ella ayuda en un pequeño puestito. “Me dedico a vender pollos y así puedo llevar algo de platita a mi familia”, nos confiesa mientras descuartiza a un pollo rojimio. “Luego le arrancamos las plumas, quemamos los restos de sus plumas y lo abrimos con un cuchillo. Ese es mi trabajo”. Keiko Fujimori, hija de la migración de los años 80s y joven sin estudios conocidos también sube a los micros a vender turrones arequipeños, lapiceros y DVDs del Cholo Juanito. “En las tardecitas voy subiendo a los micros . La gente me colabora porque soy pobre, joven. No tengo ni una propiedad a mi nombre, ¡soy pobre!, ¡muy pobre!”

Es sábado y Keiko ha podido ahorrar alguito de 300 soles. “Son meses de chamba para esto, joven. Ahora sí me podré ayudar con una polladita para mis vecinos. Colabórame, pe’ o te mando a hornear con mi tío Vladimiro”. Vende sus polladas a 10 soles. Los vecinos saben que ella necesita el dinero para salir adelante. “Ella es una mujer sacrificada pues no tiene nadie que le apoye. Queremos que la Ministra de la Mujer la apoye porque es una mujer pobre, muy pobre… ¡APOYO! ¡APOYO! ¡MINISTRA HAGA ALGO!”, gritan dos madres de familia mientras alimentan a sus hijos con las alitas de un pollo recién horneado. “Ahora pienso también vender chilcanos para mis vecinos. Quiero poner mi catering y así salir adelante. Todo lo hago por mi familia, soy pobre. ¿YO? ¡CLARO! ¡CLARO QUE ESTOY AFILIADA AL SIS! Vendo en navidad panetones y chocolatadas para sacar alguito. Un apoyo, por favor, joven o te quemo”.

Nos retiramos del asentamiento humano “La Cantuta” no sin antes haber colaborado con una pollada a la pobre Sra. Fujimori, la única persona que sobrevive vendiendo polladas y organizando cocteles. Seguiremos informando.

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article