8.2 C
Puno

¡Ayuda! Por ser blanca los taxistas me discriminan y los cusqueños me gilean

Must read

María de los Ángeles Brescia (20 años, Lima) Tío Vladi, estoy ansiosa de escuchar sus sabios consejos. Yo no soy trigueñita, ni doorpeople, pero a mí todos los días me discriminan por ser blanca y tener un apellido italiano. Estoy yendo a terapias por esos comentarios racistas. ¡Mi salud mental se está yendo a la mierda, Tío Vladi!

Para mí es una pesadilla subir a los taxis porque siempre me quieren cobrar demasiado. Ya no soporto que los taxis sean abusivos conmigo. Y si subo a los micros, ¡el chofer o el cobrador también quieren cobrarme de más! Es peor cuando les digo que bajo en el paradero de la católica. ¡Se zurran en el medio pasaje y me quieren cobrar 1.50! ¡Inclusive me quieren cobrar 2.00! Ya me he quejado en la FEPUC sobre estos casos de discriminación que, creo, afectan a una buena cantidad de compañeros en la PUCP. Yo no me cago en plata: mi papá es abogado y mi mamá contadora. Somos una familia de clase media, pero los taxistas me alucinan como si fuera millonaria. ¡Ganas no me faltan para decir que soy escala 3 a todos esos taxistas! O sea pago 1672 soles mensuales en pensión, ¡pero eso no me hace Bill Gates! ¡Es una cifra que cualquier peruano puede pagar! Duh.

Tío Vladi, ¡eso no es nada! Cuando fui de viaje al Cujco con mi enamorado, los hoteles, los restaurantes y las discotecas nos quieren cobrar más caro. ¿Sabes cómo nos dimos cuenta? ¡Porque nos hablaron en inglés! O sea me parece un abuso que cuando una quiere apoyar al turismo nacional, la gente piense que una es millonaria y sepa hablar inglés. O sea, sí hablo inglés, pero no soy gringa. ¡PERO ESO NO ES NADA! Yo ya estaba harta de ser acosada por un huevo de cusqueños bricheros. Los desgraciados no respetaban ni a mi enamorado porque se me lanzaban encima. Me decían en un inglés masticado que los lleve a mi país (¿?) que “estaban very hornys por mí. Mamacita tú llevarme to your country, to Disneyland. One dollar”. ¡O sea puaj!

Tío Vladi, soy blanca, pero pago 1672 soles mensuales en la PUCP, vivo en una casa propia de dos pisos en Miraflores, mis viejos son profesionales, estudio Derecho y toda mi familia tiene VISA para Estados Unidos… ¡pero eso no me hace rica! Me siento discriminada por ser blanca. Tanto así que hasta los choros me agarran de punto. Ya me han robado dos veces mi celular. Aj, terrible. La gente a la cual el profesor François Müller Miró-Llosa Althaus de la Jaus denomina como periurbanos marginales o sujetos aspiracionales o door-people no son los únicos discriminados del país. O sea yo tengo tantos problemas como ellos… e inclusive más. Es muy difícil ser blanca en el Pedú. Espero sus sabios consejos. CONSEJO DEL TÍO VLADI
María de los Ángeles, tu correo nos ha conmovido a todos en la Base Naval. Es una pena recibir ese tipo de noticias que solo evidencian que el Perú es un país racista, especialmente con mujeres y hombres blancos que solo desean tomar un taxi o vacacionar en el Cusco sin que les cobren un sol de más o ser acosados por cusqueños hornys. ¡Ay esa gente no sabe de tus sufrimientos y tus desventuras en el Pedú!

¡Claro que sufres más que toda esa door-people igualada que te quiere cobrar de más en el taxi! ¡Que te quieran cobrar caro en un taxi o te vendan por 100 soles una artesanía bamba en el Cusco se llama RACISMO INVERSO! ¡Esa gente NO ES CONSCIENTE de su situación privilegiada! Como mencionaste que eres de la PUKE, ahí puedes formar un Grupo de Apoyo para el Hombre y Mujer Blanco (GAHMB). Si hay tantos grupos de apoyo para los door, ¡por qué no uno que sea para la gente más necesitada como tú! Suerte, querida. Un besi.

PD. Tenemos un ayacuchano perdido en la Base Naval, se llama Xhristianzhiito Flowers, ¿estás interesada en adoptarlo?

- Advertisement -spot_img

More articles

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Latest article